Murcia encuentra la vía de entrada al gigante chino

AgritechMurcia y Profinanza encuentran oportunidades de negocio en la provincia china de Shandong
27 abril, 2019

Una iniciativa empresarial abre el camino de las compañías murcianas a un mercado de 150 millones de clientes de alto poder adquisitivo a través del primer puerto 4.0 de Asia

“No existe nada igual en ningún otro puerto del planeta. Es impresionante ver cómo se manejan solas las enormes grúas que mueven los contenedores, sin más intervención que la de un operario ante un panel de información desde el que se limita a controlar que no se produzcan imprevistos”. El consultor especialista en grandes inversiones de Profinanza José Hernández no exagera al describir su impresión del puerto de Quingdao. De hecho se trata del séptimo más importante del mundo y el primero 4.0 de toda Asia. Hernández forma parte del equipo de profesionales que ha logrado abrir una vía sin precedentes a los inversores de la Región para acceder al mayor mercado del mundo, el chino. La operación responde a una iniciativa empresarial privada, encabezada por la compañía murciana de gestión internacional para empresas Profinanza, y en la que también se han implicado organismos públicos como la consejería de Empresa, el ICEX (antiguo Instituto Español de Comercio Exterior) y el consulado de España en Pekín.
El nuevo camino pasa de lleno por una de las provincias más prósperas del país, Shandong, la segunda más poblada de China y, sobre todo, su mayor productora agrícola. Incluso “es conocida como La Huerta de China”, explican en Profinanza, lo que, ante la modernización que están acometiendo en el sector, ofrece un potencial muy aprovechable para las empresas que ya han logrado hacer del sureste español la conocida a su vez como Huerta de Europa.

Entrar en el mercado chino no es un logro sencillo, pese a la teórica apertura del país al comercio mundial, sus idiosincrasia ha llevado al fracaso a ambiciosos planes de grandes compañías, como le ocurrió al mismísimo Procter & Gramble, el gigante estadounidense de productos de consumo, que se estrelló en varios de sus proyectos de introducción de artículos higiénicos, por ejemplo. En este punto es clave adaptarse a la mentalidad del país, por lo que contar con un socio local de primer nivel resulta fundamental, de ahí la importancia de los lazos establecidos con las autoridades políticas y económicas de Shandong.
La estrategia murciana cuenta además con otra ventaja: aprovecha su amplia experiencia en áreas concretas, como la agroindustria o la gestión del agua, para participar en los procesos de modernización en estos sectores que a día de hoy se están acometiendo en aquella provincia de casi 100 millones de habitantes. Por otra parte, la alianza es de doble vía y Murcia espera beneficiarse de los avances chinos en tecnologías aplicadas a la gestión de contenedores en puertos, por ejemplo, o del afán de los ejecutivos del gigante asiático por invertir en el sector renovable español, donde las horas de sol murcianas constituyen una ventaja inigualable.